Infusión de Cardamomo

La infusión de Cardamomo es una bebida que se obtiene a partir de las semillas de la planta con mismo nombre. Tiene propiedades expectorantes que ayudan a paliar la tos y patologías como el asma o la bronquitis. Además, ayuda a regular el transito intestinal previniendo así casos de gastritis, diarreas y flatulencias.

El Cardamomo es una fuente rica de calcio que ayuda a gozar de buena salud en los huesos y cartílagos provocando su regeneración. Por lo que se recomienda su consumo para tratar afecciones como osteoporosis, artritis y artrosis.

ANTES DE NADA, ¿QUÉ ES EL CARDAMOMO?

Es una planta originara de India meridional, donde fue cultivada hacía el año 700. Actualmente se encuentra más extendida por el mundo llegando a encontrar en países de América Central. De esta planta se obtienen unos frutos de color verde que suelen usarse como condimento por su aroma agradable y excelente sabor. Dentro de los frutos se encuentran unas semillas que se utilizan para preparar infusiones e incluso el azafrán y la propia vainilla.

¿CÓMO HACER LA INFUSIÓN DE CARDAMOMO?

Para preparar esta bebida tan beneficiosa para nuestro organismo tan solo necesitamos un recipiente para calentar agua. Yo siempre recomiendo una tetera, aunque se puede poner un cazo en el fuego o poner un vaso con agua en el microondas.

INGREDIENTES:

  • 1 cucharada de semillas de Cardamomo.
  • Agua.

PREPARACIÓN:

  • Machacar las semillas para suelten todas sus aceites en el agua.
  • Calentar el agua en un recipiente.
  • Cuando el agua empiece a hervir, añadir las semillas y apagar el fuego.
  • Dejar que repose durante 5-10 minutos.
  • Colar y servir.

No se recomienda el consumo excesivo de esta infusión ya que puede provocar náuseas, vómitos, diarreas y cólicos.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE LA INFUSIÓN DE CARDAMOMO

Tomar la infusión de Cardamomo tiene efectos positivos en nuestro organismo como:

  • Ayudar a reducir la inflamación de músculos y articulaciones. También reduce notablemente la inflamación de hemorroides.
  • Combatir problemas respiratorios como la bronquitis, el asma y la tos.
  • Evitar la formación de coágulos en la sangre.
  • Controlar la digestión, ayudando a que se haga correctamente, y tonificar el estómago. Se recomienda para tratar dolores de estómago y la gastritis. Puede ayudar a prevenir la diarrea y casos de flatulencias.
  • Aportar antioxidantes que ayudan a la prevenir la aparición de tumores.
  • Tratar afecciones como lupus, osteoporosis, esclerosis, artritis y artrosis.
  • Regenerar huesos y cartílagos.
  • Evitar la retención de líquidos del organismo expulsando toxinas del mismo.

¿SE PUEDE CURAR LA HALITOSIS CON CARDAMOMO?

Pues si. Consumir cardamomo puede ayudar a paliar el mal aliento gracias a sus semillas. Para conseguir esto, tan solo hay que masticar varias semillas crudas después de las comidas que pueden dejarnos un mal olor en la boca.

INFUSIÓN DE CARDAMOMO

CONTRAINDICACIONES CARDAMOMO

En muchas ocasiones es aconsejable no tomar Cardamomo debido a sus efectos neurotóxicos, efectos negativos sobre el sistema nervioso. No se recomienda tomar si se sufre de úlceras, diverticulitis, piedras en el riñon, endometriosis y enfermedades relacionadas con el sistema nervioso. No tomar estando embaraza y no dar a niños menores de seis años.