Infusión de Diente de León

La infusión de Diente de León es un remedio natural para cuidar y sanar tanto nuestro hígado como nuestros riñones. Sus propiedades naturales son ideales para depurar el organismo y regenerar estos órganos. También es un excelente antiinflamatorio natural que nos ayuda a calmar dolores en las articulaciones.

Además, esta bebida es muy usada para desintoxicar y bajar de peso. Gracias a los elementos diuréticos que la componen. Estos mismos, nos ayudan a evitar y tratar la retención de líquidos.

ANTES DE NADA, ¿QUÉ ES EL DIENTE DE LEÓN?

Es una planta que puede llegar a medir hasta los 40 cm de altura. Sus flores son de un característico color amarillo dorado. Muchas personas la consideran una mala hierba aunque es muy consumida en ensaladas y tiene grandes propiedades medicinales.

¿CÓMO HACER LA INFUSIÓN DE DIENTE DE LEÓN?

Para preparar esta infusión tan solo necesitamos un recipiente donde poder calentar el agua. Se puede poner un cazo en el fuego o poner un vaso de agua en el microondas, yo siempre recomiendo una tetera.

INGREDIENTES:

  • 2 cucharadas de hoja de diente de león.
  • 1 taza de agua.

PREPARACIÓN:

  • Calentar el agua en un recipiente.
  • Cuando empiece a hervir, añadir el diente de león y apagar el fuego.
  • Tapar el recipiente y dejar reposar 5 minutos.
  • Colar, endulzar si fuera necesario y listo para tomar.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE INFUSIÓN DE DIENTE DE LEÓN

Este remedio natural nos aporta múltiples beneficios a nuestro organismo como pueden ser:

CONTRAINDICACIONES DIENTE DE LEÓN

Se desaconseja su consumo a personas con problemas de úlceras estomacales ya que podría aumentar los síntomas. Tampoco se aconseja tomarla mujeres embarazadas o en estado de lactancia debido a las propiedades hormonales del diente de león.