Infusión de Jengibre

La infusión de Jengibre es un remedio natural muy utilizado en todo el mundo. Sus propiedades antihistamínicas, expectorantes y analgésicas son las ideales para tratar enfermedades respiratorias como el asma, la bronquitis, los resfriados e incluso las gripes. Es también antioxidante, alargando la vida de las células de nuestro cuerpo. Ideal para evitar las náuseas y gozar de un embarazo sano.

Otro de los beneficios que nos aporta es la perdida de peso debido a sus propiedades termogénicas que provocan el aumento de la temperatura del cuerpo generando la quema de grasa. Además, es ideal para reducir las tensiones altas.

ANTES DE NADA, ¿QUÉ ES EL JENGIBRE?

Es una planta con un tallo subterráneo llamado rizoma, muy apreciado por sus cualidades aromáticas y sobre todo medicinales para tratar problemas gastrointestinales, respiratorios e incluso menstruales. Esta planta puede llegar a medir 90 cm de altura con hojas de hasta 20 cm. El jengibre es originario de las selvas tropicales del subcontinente indio en el sur de Asia. Fue una de las primeras especias exportadas desde el este, llegando a Europa durante el comercio de especias y fue utilizado por los antiguos griegos y romanos. Actualmente es una especia muy recurrida en cualquier cocina que se aprecie.

¿ES REALMENTE EL JENGIBRE UN AFRODISÍACO?

Pues parece ser que sí, según a quien le preguntemos. No existen todavía estudios científicos que corroboren con claridad si lo es o no. Aunque es fácil encontramos con personas que dicen sentir como aumenta su deseo sexual después de comer jengibre. Según estas personas, ayuda con las erecciones masculinas, aumenta la libido de las mujeres, estimula el deseo y mejora las relaciones sexuales. En la cultura popular el jengibre junto con la canela y el cardamomo son considerados afrodisíacos naturales.

INFUSIÓN DE JENGIBRE

CUIDA TU PIEL GRACIAS AL JENGIBRE

Debido a sus grandes propiedades antioxidantes es un componente indispensable en muchos cosméticos. Su contenido en Gingerol previene que el colágeno presente en nuestra cutis se degenere prematuramente. Retrasando con ello las temidas arrugas haciéndonos sentir aun más mayores de los que en realidad somos. Existen un gran número de productos en el mercado como cremas, geles o champús que contienen jengibre para lograr proteger nuestra piel de los radicales libres, responsables de la oxidación de nuestra dermis.

¿CÓMO HACER LA INFUSIÓN DE JENGIBRE?

Para preparar esta beneficiosa bebida para nuestro cuerpo tan solo necesitamos un recipiente donde poder calentar el agua. Se puede poner un cazo en el fuego o poner un vaso de agua en el microondas, yo siempre recomiendo una tetera.

INGREDIENTES:

  • 1 tallo de jengibre.
  • Agua.
  • Canela o limón.

PREPARACIÓN:

  • Cortar una pequeña parte del tallo de jengibre y limpiarlo bien con agua.
  • Pelarlo y cortarlo en finas rodajas.
  • Calentar el agua en un recipiente.
  • Cuando el agua comience a hervir, añadir el jengibre y apagar el fuego.
  • Cubrir el recipiente y dejarlo reposar unos minutos.
  • Colar y servirlo. Se puede añadir limón o canela para rebajar el sabor sabor picante del jengibre.

Si estamos resfriados, podemos prepararnos esta infusión añadiéndole miel y limón. Gracias a sus propiedades expectorantes nos encontraremos mucho mejor.

TE PUEDE INTERESAR

OTRAS FORMAS DE TOMAR JENGIBRE

Además de consumirlo en forma de infusión, podemos encontrar otras formas de tomar esta planta como pueden ser:

  • Especia. Para platos de carne y pescados, estos últimos con un chorrito de limón aporta frescura.
  • En ensaladas y sopas. Tanto crudo como rallado para potenciar los sabores.
  • Cápsulas. Recomendadas para reforzar nuestro sistema inmunitario, reducir náuseas y mejorar el sistema intestinal.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE LA INFUSIÓN DE JENGIBRE

Un consumo habitual de este remedio casero nos ofrece múltiples beneficios para nuestra salud. Existen muchos más pero los más destacados son estos:

CONTRAINDICACIONES JENGIBRE

INFUSIÓN DE JENGIBRE

No se aconseja tomar esta infusión a personas que tomen medicamentos contra el cáncer ya que puede provocar reacciones adversas. Evitar su consumo cuando nos encontremos siguiendo un tratamiento para los problemas de coagulación en la sangre.