Infusión de Melisa

La Infusión de Melisa es una bebida de origen natural muy utilizada a la hora de conseguir relajar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente. Contiene gran cantidad de elementos que ayudan a tratar patologías relacionadas con el estrés y la ansiedad. Además, es muy útil para disfrutar de un sueño reparador por las noches.

También es un remedio natural para aliviar problemas del sistema digestivo como acumulación de gases, malas digestiones y simplemente evitando que vomitemos. Es muy útil para aliviar los múltiples dolores relacionados con la menstruación.

ANTES DE NADA, ¿QUÉ ES LA MELISA?

Es una hierba perenne con tallos rastreros de 1 metro de altura. Con hojas verdes opuestas con una superficie pilosa. Su época de floración es en verano. Era muy común encontrarla solo en las zonas bañadas por el Mar Mediterráneo, aunque actualmente se puede encontrar en cualquier país de la Europa templada. Suele crecer en suelos ricos con materia orgánica junto a ríos, campos de cultivo, prados y bosques, de manera silvestre.

¿CÓMO HACER LA INFUSIÓN DE MELISA?

Para preparar esta beneficiosa bebida para nuestro cuerpo tan solo necesitamos un recipiente donde poder calentar el agua. Se puede poner un cazo en el fuego o poner un vaso de agua en el microondas, yo siempre recomiendo una tetera.

INGREDIENTES:

  • 5 gramos de melisa, pueden ser tanto hojas como flores.
  • Agua.

PREPARACIÓN:

  • Calentar el agua en un recipiente.
  • Cuando el agua comience a hervir, añadir la melisa y pasados 3 minutos apagar el fuego.
  • Dejar reposar durante 3 minutos.
  • Colar y servir.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE LA INFUSIÓN DE MELISA

Esta infusión ofrece múltiples beneficios para nuestro organismo como:

  • Tratar episodios nerviosos y de ansiedad.
  • Evita insomnio, ayudando a tener un sueño reparador.
  • Aliviar trastornos menstruación, dolor lumbar y migrañas.
  • Disminuir taquicardias.
  • Combatir halitosis.
  • Ayuda hacer digestión correctamente evitando vómitos.
  • Eliminar gases.
  • Relajar organismo.

CONTRAINDICACIONES MELISA

INFUSIÓN DE MELISA

No se recomienda el consumo de esta bebida natural a mujeres embarazadas ya que puede provocar problemas en el feto. El exceso de esta planta puede provocar irritabilidad, episodios de confusión, falta de rapidez mental y cefaleas.