Infusión de Olivo

ANTES DE NADA, ¿QUÉ ES EL OLIVO?

Es un árbol frutal del cual obtenemos el aceite que utilizamos para hacer comidas y elaborar hasta productos de belleza. Es originario de Asia y desde la antigüedad se lleva cultivando en las países bañados por el Mar Mediterráneo. Este árbol contiene oleuropeína, principal responsable de otorgar ese característico sabor a las olivas o aceitunas. Este elemento es un potente antioxidante natural.

¿CÓMO HACER LA INFUSIÓN DE OLIVO?

Para preparar esta infusión tan solo necesitamos un recipiente donde poder calentar el agua. Se puede poner un cazo en el fuego o poner un vaso de agua en el microondas, yo siempre recomiendo una tetera.

INGREDIENTES:

  • 5 hojas de olivo.
  • 1 taza de agua.

PREPARACIÓN:

  • Cortar las hojas en trozos pequeños.
  • Calentar el agua en un recipiente.
  • Cuando empiece a hervir añadir las hojas de olivo.
  • Apagar el fuego, tapar el recipiente y dejar reposar durante 5 minutos.
  • Colar, endulzar al gusto y listo para tomar.

Troceando las hojas conseguiremos un sabor más potente. Hay que destacar, que esta infusión tan solo se puede tomar 3 veces como máximo al día. Ya que un exceso puede tener efectos secundarios sobre nuestra salud. 

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE LA INFUSIÓN DE OLIVO

Este remedio natural nos aporta múltiples beneficios a nuestro organismo como pueden ser:

  • Mejorar sistema circulatorio.
  • Disminuir el colesterol.
  • Bajar tensión alta.
  • Evitar retención de líquidos.
  • Depurar organismo.
  • Bajar de peso.
  • Reforzar sistema inmunológico.
  • Combatir gripe y resfriados.
  • Aliviar el estreñimiento.

CONTRAINDICACIONES OLIVO

Infusión de Olivo

No se recomienda el consumo de esta bebida a mujeres embarazadas ni a personas con alergia al olivo. Tampoco se aconseja tomarla a personas con problemas de tensión baja, con episodios de diarrea o con indigestión. Debido a que sus síntomas se podrían ver aumentados.