7 infusiones para tener un embarazo saludable

Muchas mujeres en estado o en la etapa de lactancia recurren a los fármacos para reducir algunos de estos síntomas. Con estas bebidas naturales que veremos a continuación lograremos sentirnos mejor. Además aprenderemos que infusiones y cuáles no podemos tomar.

CONSEJOS PARA LLEVAR MEJOR EL EMBARAZO

La amplia mayoría de madres primerizas no saben como alimentarse correctamente para ayudar a que su bebé nazca sano y que al mismo tiempo ellas no suban de peso en exceso. Con estos simples consejos se consigue llevar un embarazo sano para ti como para tu bebé:

  • Realizar una dieta equilibrada.
  • No comer en exceso pensando que debemos alimentar a dos personas.
  • Tomar muchas verduras, frutas, cereales, pescados, lácteos y alimentos bajos en grasas.
  • Beber mucha agua.
  • Reducir consumo café y bebidas azucaradas.

MEJORES INFUSIONES PARA UN EMBARAZO SALUDABLE

A continuación veremos las mejores infusiones con las que no pondremos en riesgo la salud de nuestro organismo logrando conseguir rápidamente nuestro objetivo. Recomendamos tomarlas siempre con moderación y nunca está de más consultar a nuestro medico de cabecera por si debemos consumirlas o no.

 

Infusión de Tomillo

Esta planta, además de sus propiedades aromáticas es muy eficaz para reducir los dolores de cabeza y evitar los vómitos. Además trata patologías como el resfriado o la gripe. Ya que sus elementos nos ayudan a mejorar nuestra respiración, a eliminar los mocos y reducir la fiebre.

 

 

 

Infusión de Jengibre

Al igual que otras muchas de las hierbas que se usan en cocina, el jengibre no es perjudicial para nuestro organismo. Esta infusión es muy útil a la hora de evitar las náuseas en los meses iniciales del embarazo. Hay que recordar que lo debemos consumir con moderación.

 

 

Infusión de Frambuesa

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes calman los dolores de nuestras articulaciones y nos protegen contra infecciones. Nos aporta gran cantidad de vitaminas C, B y E esenciales para las embarazadas y las que se encuentran lactando. Previene las depresiones que suelen surgir tras dar a luz.

 

 

 

Infusión de Avena

Nos proporciona un efecto relajante, ideal para reducir los episodios de estrés y ansiedad. Los elementos que la componen ayudan a que nuestro aparato digestivo funcione correctamente, consiguiendo así evitar la hinchazón abdominal y las digestiones pesadas.

 

 

 

Infusión de Tila

Sus propiedades antiinflamatorias nos ayudan a aliviar los dolores de cabeza. Además es un excelente remedio para reducir la ansiedad y conseguir gozar de un sueño reparador. Su contenido en vitamina C alivia los síntomas de la gripe y los refriados.

 

 

Infusión de Hinojo

Esta planta es una de las más aconsejadas para tratar nuestros problemas con el aparato digestivo. Debido a sus propiedades carminativas es un excelente aliado a la hora de tratar los dolores de estómago, las náuseas y evitar la formación de los indeseables gases.

 

 

Infusión de Manzanilla

Tiene propiedades relajantes que nos ayudan a dormir más profundamente, consiguiendo un sueño más reparador. Además nos alivia problemas del aparato digestivo como pueden ser indigestiones o incluso nauseas.

 

 

 

INFUSIONES PROHIBIDAS DURANTE EL EMBARAZO

Al igual que existen bebidas naturales que ayudan a nuestro cuerpo a sentirse mejor durante nuestro embarazo, hay otras que pueden ser contraproducentes poniendo en riesgo nuestra salud como la de nuestro bebé. A continuación veremos que infusiones debemos intentar no tomar en la medida de lo posible.

Infusión de Eucalipto: durante el embarazo y en la lactancia pueden provocar diarreas, náuseas y vómitos.

Infusión de Ginkgo biloba: puede provocar dolores de cabeza, vértigos, alteraciones del estómago e irritaciones en la piel.

Infusión de Ortiga: sus propiedades diuréticas provocan la depuración del organismo pudiendo generar fatiga.

Infusión de Boldo: tiene efecto laxante y en altas cantidades puede llegar a provocar abortos.