Tiene un bajo contenido en cafeína a la vez que un alto poder diurético, indispensable a la hora de bajar de peso. También ayuda a activar el metabolismo, la eliminación de líquidos y a depurar el organismo de toxinas.

ANTES DE NADA, ¿QUÉ ES EL TÉ ROJO?

Es una bebida que proviene de la planta Camellia Sinensis, muy común encontrarla en China. De esta planta se obtiene además el té verde, té blanco, té rojo y té negro. También se conoce como té Pu Erh, nombre de una región en la ciudad China de Yunnan. Para su elaboración se emplean unas barricas de roble o bambú donde las hojas son depositadas y esperan a que fermenten de 2 a 60 años. Con esto se consigue el color cobrizo tan característico.

¿CÓMO HACER TÉ ROJO?

Para preparar esta bebida tan beneficiosa para nuestro organismo tan solo necesitamos un recipiente para calentar agua. Yo siempre recomiendo una tetera, aunque se puede poner un cazo en el fuego o poner un vaso con agua en el microondas.

INGREDIENTES:

  • 1 cucharada de té rojo por taza.
  • Agua.

PREPARACIÓN:

  • Calentar el agua en un recipiente.
  • Apagar el fuego cuando el agua empiece a hervir, añadir el té rojo y dejar reposar 3 o 4 minutos.
  • Colar y servir.

Se puede consumir de 3 a 4 veces al día tanto caliente como fría.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL TÉ ROJO

Tomar este té aporta mucho efectos positivos para el organismo como:

  • Favorecer al sistema digestivo.
  • Disminuir el colesterol malo.
  • Beneficiar el metabolismo hepático.
  • Prevenir infecciones reforzando el sistema inmunológico.
  • Depurar el organismo.
  • Evitar retención de líquidos.
  • Mejorar la circulación sanguínea.
  • Reducir los niveles de ácido úrico.
  • Metabolizar más rápidamente el alcohol para tratar las resacas.
  • Aumentar el metabolismo para aumentar el consumo de calorías.

¿SE PUEDE ADELGAZAR TOMANDO TÉ ROJO?

Pues sí. Pero siempre y cuando lo acompañemos de una dieta sana que evite comidas altas en grasas y los alimentos azucarados. Si se complementa con algún tipo de ejercicio físico lograremos alcanzar nuestro objetivo de perdida de peso en un período corto de tiempo. Conclusión, tomar solo té rojo sin cambiar nuestros malos hábitos alimentarios no nos provocará bajar de peso bajo ningún concepto.